Advierten que la baja de 29% en el precio del bioetanol es un “golpe brutal” al biocombustible con origen en la caña de azúcar