La medida que limita el uso del azúcar