La zafra va a atender la demanda de bioetanol y también, aunque ajustadamente, la de azúcar