Estudios revelan que el reemplazo de bioetanol en naftas reduce la contaminación

Las mezclas de etanol salvan vidas a través de la reducción de las emisiones de los vehículos. Esa es la conclusión de un nuevo artículo técnico publicado en el Journal of Air & Waste Management, que valida una investigación previa de Urban Air Initiative que asegura que cuando se agrega etanol a la gasolina, se reducen significativamente las emisiones tóxicas relacionadas con la contaminación del aire.

El equipo de investigación que llevo adelante el estudio incluyó a reconocidos expertos en emisiones de combustible y refinerías que analizaron cientos de estudios anteriores sobre emisiones y etanol. Un error evidente, según los autores, es que estos estudios suponen que se crea un combustible estándar para probar las emisiones. Sin embargo, la investigación encontró que los combustibles utilizados en las pruebas rara vez se parecen a los combustibles del mundo real, los que adquieren los consumidores.

El documento encontró que cuando simplemente se agrega etanol al combustible, se reducen los aditivos de combustible más intensivos en carbono y cancerígenos llamados aromáticos. Reemplazar estos aditivos a base de benceno con etanol reduce directamente el material partículado (PM) y las emisiones de NOx, las cuales son precursoras del ozono y representan riesgos significativos para la salud de la población.