La falta de glucosa puede afectar al desarrollo de enfermedades neuromotoras.