Azucareros no aceptan los cambios que se proponen en el esquema de impuestos a las bebidas