Buryaile dijo que el accionar de Córdoba con el azúcar «es cuanto menos contradictorio»