El CAA rechaza más impuestos a productos azucarados y el etiquetado “semáforo”, porque no contribuyen a reducir la obesidad