LA CADENA SUCROALCOHOLERA PIDIÓ LA PRONTA PRÓRROGA POR 5 AÑOS DE LA LEY DE BIOCOMBUSTIBLES.