México: La Industria Azucarera pide no satanizar al producto