La industria azucarera cumple rigurosamente el acuerdo de precios